Enfermedades y problemas de los hurones

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Enfermedades y problemas de los hurones

Mensaje  Zero el Lun Abr 09, 2012 5:59 pm

PATOLOGÍAS:
Antes de empezar a hablar de ellas tenemos que recordar la importancia de llevar periódicamente el hurón al veterinario, sobre todo a medida que avanza la edad de la mascota, ya que la incidencia de tumores y enfermedades endocrinas se incrementa con la edad.

No vamos a hacer un estudio pormenorizado de cada una de ellas, ni tampoco
vamos a indicar ningún tratamiento, ya que este varía en función del estado del animal enfermo, y siempre es necesario el asesoramiento veterinario.

Dentro de las patologías más comunes hablamos de:

1. Desórdenes gastrointestinales:

Enfermedad dental:

La aparición de sarro, de gingivitis y de enfermedades
periodontales son frecuentes en hurones de mediana edad, sobre todo en aquéllos que son alimentados con dietas blandas o semiblandas. La deposición de sarro es mayor en los premolares superiores.

Se produce una decoloración, desgaste y fractura de los dientes, aunque en
muchos casos no se hace evidente. Todo esto provoca dificultades para poder comer.

Pueden presentar sialorrea, dolor en la boca, halitosis e incluso pérdida de peso por falta de ingesta.

Mucocele salivar:

Los hurones poseen cinco pares de glándulas salivares: parótida, submandibular, sublingual, molar y zigomática. En caso de trauma en cualquiera de ellas puede provocarse una extravasación salivar al espacio circundante, generando la aparición de un mucocele salivar, de todas formas se trata de un proceso poco frecuente.

El tratamiento es quirúrgico en la mayoría de los casos.

Megaesófago:

Es un proceso poco común, pero dado que es confundible con una gastritis es
importante mencionarlo.

Se produce una dilatación permanente de la totalidad del esófago, asociado a una pérdida de la motilidad La sintomatología que se observa en estos casos es letargia, inapetencia o anorexia, disfagia y pérdida de peso. También se ve regurgitación.

En muchos casos este proceso se complica con una neumonía por aspiración.

Ulceración gástrica:

Son varias las causas que pueden provocan la aparición de úlceras, entre ellas se puede hablar de:

- Ingestión de tóxicos
- Azotemia provocada por enfermedad renal
- Ingestión de drogas ulcerógenas (p.e. ibuprofeno)
- Neoplasias
- Presencia de helicobacter pilori.

Podemos hablar de dos tipos de gastritis, la aguda y la crónica
(proceso se irritación del estómago largo en el tiempo).

El animal presenta molestias abdominales, pérdida de peso, hipersalivación y
vómitos. En casos graves de ulceración gástrica o duodenal se ve letargia, melena y anorexia.

Vólvulo gástrico:

Es muy raro, solo se ha observado en algunas granjas de hurones. Se produce
una distensión aguda gástrica, provocada por la presencia de Clostridium prefingens y elevadas cantidades de hidratos de carbono en el tracto intestinal.
Se observa disnea y cianosis. La muerte en la mayoría de los casos es inminente.
Cuerpos extraños gastrointestinales:

Debido al carácter aventurero e investigador del hurón, esta es una de las
patologías más comunes en estos animales. Consecuencia de este comportamiento tan curioso es la ingestión de los objetos que encuentran a su paso, así es muy frecuente la obstrucción, en animales jóvenes, causada por gomas u objetos de consistencia esponjosa; por el contrario, en animales adultos, las obstrucciones más frecuentes son las provocadas por bolas de pelo (tricobezoares).

La sintomatología que suele aparecer es anorexia, letargia, bruxismo, salivación e incluso diarrea.

Es muy recomendable la administración malta de forma preventiva, de esta
manera, evitaremos las obstrucciones por tricobezoares.

Parásitos gastrointestinales:

No suelen ser muy frecuentes, pero siempre hay que tenerlos en cuenta cuando tengamos procesos diarreicos. Es raro observar nematodosis en animales jóvenes, sin embargo si pueden observarse giardias y coccidios.

•En casos de parasitismo provocado por coccidios se observa diarrea, letargia
y deshidratación severa. También puede producirse un prolapso rectal.

•Se puede encontrar casos de parasitismo por cryptosporidios, sin embargo la
sintomatología no es muy marcada.

Enteritis y diarrea:

Son muchas las causas que pueden generarlas, de manera resumida, podemos hablar de:

- Salmonela: Enfermedad contagiosa, caracterizada por fiebre,
diarrea sanguinolenta y letargia. En algunos casos también se
observa anemia y conjuntivitis. Se suele provocar por la ingestión
de alimentos en mal estado o de comida mal cocinada.
- Mycobacterias: Es poco frecuente, en animales domésticos, las infección por el bacilo de la tuberculosis.
- Campylobacterias: Es una bacteria relacionada en procesos diarreicos en muchos animales, y se ha llegado a aislar también en hurones.
- Diarreas víricas: Hay muchos virus causantes de diarrea, entre ellos podemos hablar de: rotavirus, moquillo, influenza y la enteritis catarral epizoótica (ECE).



Enfermedades hepáticas:

Quizás sea el neoplasma uno de los problemas hepáticos más documentados, y, dentro de ellos el linfoma es el más frecuente.

Enfermedad rectal:

Un proceso observado en hurones es el prolapso rectal, relacionado siempre con la presencia de diarrea. Incluimos dentro de sus posibles causas a la colitis, coccidios, campylobacteriosis y tumores.

2. Enfermedades urogenitales:

Urolitiasis:

Proceso más frecuente en machos adultos y en hembras gestantes, se trata de una de las principales causas de estranguria (dificultad para orinar) en hurones, sobre todo en aquellos animales que no llevan una dieta adecuada.
El animal puede tener uno o múltiples cálculos renales o simplemente tener
material arenoso en vejiga y en uretra. Los cálculos más frecuentes son los de estruvita, los cuales precipitan cuando la orina tiene un pH menor o igual de 6,6.

La sintomatología que se observa en estos casos es; disuria (alteración en los
patrones de orina), polaquiuria (el animal orina muchas veces y en poca cantidad) o hematuria (presencia de sangre en orina).

Enfermedad prostática:

Esta enfermedad es otra de las causas principales de obstrucción uretral. Son
más comunes en machos de mediana edad castrados, está asociado a incontinencia urinaria, infecciones genitales y dermatitis prepucial.

Hiperestrogenismo:

En hurones la ovulación es inducida, por lo que las hembras están
en un celo permanente hasta que se produce una cópula. En estos casos,
así como en hembras castradas con tejido ovárico remanente, los niveles
de estrógenos están en concentraciones muy elevadas lo cual produce
trastornos importantes en la hembra, que, de no tratarse pueden conducir a
la muerte.

Los estrógenos provocan en las hembras la aparición de anemia aplásica (baja
producción de de glóbulos rojos).
La sintomatología que observaremos es anorexia, letargia, hinchazón y secreción vulvar.



Otros procesos:

Mencionamos de manera resumida otros procesos que pueden aparecer en hurones, pero que no son tan frecuentes:

•Quistes renales: Muy raros, suelen encontrarse como hallazgos de necropsia.

•Hidronefrosis: Muy raro, se observaron como resultado de la ligación del uréter durante una ovario histerectomía.

•Cistitis: Relacionados con urolitiasis y prostatomegalia. Se observa polaquiuria, disuria y gemidos cuando los hurones orinan.

•Fallo renal: Es un proceso poco documentado, más frecuente en animales de avanzada edad. La sintomatología que se observa en estos casos incluye la
letargia, pérdida de peso, úlceras orales, poliuria, polidipsia y melena.

•Neoplasia del tracto reproductivo : En hembras es más frecuente en animales no castrados, y el tumor más común es el de ovarios. En machos se han documentado casos de tumores de las células intersticiales, tumores de células de Sertoli y seminomas.

•Piómetra: No es un proceso muy frecuente en mascotas, ya que la mayor parte de las hembras son ovariohisterectomizadas. En hembras con las que queramos criar, debemos recordar que este proceso es más frecuente a medida que avanza la edad de nuestra mascota.

•Vaginitis: Es un proceso poco frecuente en hembras castradas, si aparece su origen es debido, generalmente, a un hiperestrogenismo asociado a presencia de tejido ovárico remanente o a enfermedad adrenal.

3. Enfermedades cardíacas:

Son enfermedades bastante frecuentes en hurones, sobre todo aparece en
animales de mediana-avanzada edad. Se sospecha de este tipo de proceso cuando se escuchan ruidos en la auscultación y se acompañan de radiografías que muestran un incremento en el tamaño del corazón.

La sintomatología que aparece es pérdida de peso, intolerancia al
ejercicio, anorexia, ascitis, tos y disnea.

Cardiomiopatía dilatada:

Es una de las patologías más frecuentes, la sintomatología que se observa es
consecuencia de la dilatación del ventrículo derecho, izquierdo o de ambos, con una disfunción sistólica global.

El origen de la enfermedad es desconocido, aunque en algunos casos se ha
relacionado con la existencia de una infección por criptococos.
La sintomatología que se observa es letargia, disnea, anorexia y pérdida de peso, también es frecuente la aparición de hipotermia y ascitis.

Cardiomiopatía hipertrófica:

Aunque es un proceso que pueden sufrir los hurones, no existe mucha
bibliografía al respecto.

Lo que se produce es una hipertrofia del ventrículo izquierdo, la cual no se cree
que sea secundaria a ningún proceso de hipertensión o de hipertiroidismo. En hurones el curso de la enfermedad es similar al que sucede en gatos, caracterizado por la existencia de tromboembolismos que pueden provocar la muerte del animal.

Enfermedades valvulares:

Es frecuente en animales mayores, debido a un desgaste valvular. Debido a esta lesión se produce un fallo en el bombeo cardíaco, del cual deriva toda la sintomatología antes mencionada.

Miocarditis:

Existen varias causas que provocan la degeneración del músculo cardíaco, entre ellas podemos hablar de parasitismos, enfermedades virales, autoinmunes y vasculitis sistémicas. Del fallo muscular se derivan alteraciones en el bombeo y, en consecuencia, problemas en la circulación sanguínea.

Parasitosis:

Mencionamos de forma especial la parasitosis por dirofilaria inmitis, ya que
estos parásitos forman ovillos de gusanos en el interior del corazón de los hurones.

Cursa con insuficiencia cardiaca congestiva, tos, congestión pulmonar, ascitis, letargia e inapetencia. A veces también se suele observar melena y el animal suele fallecer por muerte súbita, por obstrucción de la arteria pulmonar ante el parásito adulto.

4. Enfermedades respiratorias:

Moquillo canino:

Se trata de un virus de la familia paramyxoviridae, es una de las
enfermedades más peligrosas para los hurones debido a la facilidad de
transmisión y a su elevada tasa de mortalidad. La vía de contagio principal
es la respiratoria, sin embargo también se pueden producir contagio a través de
exudados nasales, conjuntivales, orina, heces y la piel.
Después de la transmisión, el período de latencia es de 10 a 12 días, en los
cuales el hurón está aparentemente normal; a continuación se hace evidente la anorexia y una erupción cutánea en la barbilla y en la región inguinal. Posteriormente aparecen las descargas nasales y oculares mucopurulentas características.

Durante estos días el animal va perdiendo la sensibilidad en las patas traseras;
luego se le traba la mandíbula y comienza a tener manifestaciones de tipo nervioso (tics).

El fallecimiento suele suceder a las dos semanas tras la exposición.

Virus Influenza:

Se trata de un virus orthomyxoviridae que infecta a los hurones provocando sintomatología respiratoria. Se trata de virus de la influenza humana que tiene
capacidad infectiva en estos animales. La gravedad, al igual que en los seres humanos, depende de la cepa y de las condiciones del sistema inmunitario del hurón. La sintomatología se caracteriza por fiebre, estornudos constantes, descarga nasal, anorexia, letargia y apatía.

Micosis pulmonares:

No es una enfermedad frecuente en hurones, ya que la mayoría de las
infecciones micóticas son resultados de una bajada de defensas del animal es decir, que en la mayoría de los casos hay una enfermedad subyacente.
Se caracteriza por letargia, anorexia, infartación ganglionar, descarga nasal y
ocular y, raramente tos.

Los agentes que pueden causar este problema como agente primario (sin existir procesos subyacentes) son Blastomyces dermatitidis y Coccidioides immitis.

5. Enfermedades endocrinas:

Tumores pancreáticos:

Es frecuente en hurones de mediana-avanzada edad.

Dentro del páncreas existen diferentes tipos de células que producen diferentes sustancias. El tumor más frecuente en hurones es el que afecta a las células beta del páncreas, que son las encargadas de generar insulina. Esta alteración produce una masiva producción de esta sustancia. Estos elevados niveles de insulina conducen a una reducción de los niveles de glucosa en sangre.

La sintomatología puede aparecer de manera repentina, pero lo habitual es que
aparezcan de forma lenta y progresiva, por lo que el diagnóstico precoz es bastante complicado.

En estadíos iniciales el animal está débil, desorientado y se desmaya de vez en
cuando. Con el tiempo pueden empezar a aparecer parálisis, aumento de salivación e incluso se puede entrar en un estado de coma.

Enfermedad de las glándulas adrenales:

Puede aparecer tanto en hembras como en machos (castrados o no), en animales de mediana edad.

Se producen lesiones proliferativas en la corteza adrenal, concretamente en la
zona responsable de la síntesis de hormonas estrogénicas. Generalmente la glándula más afectada es la derecha.

Este proceso se caracteriza sobre todo por la progresiva pérdida de pelo,
generalmente bilateral, que se inicia en invierno o a principios de la primavera. En hembras se puede observar una hipertrofia y un aumento de las descargas de la vulva.

(Debido a las alteraciones de la producción hormonal). En ocasiones se puede también observar prurito, incremento del olor corporal… En machos puede aparecer anuria, disuria, bloqueo del tracto urinario debido a una posible hiperplasia quística de la uretra prostática.

Investigaciones recientes realizadas en neoplasias adrenales han demostrado que existen dos factores que contribuyen de manera importante en su incidencia:

•Castración temprana
•Alteración en los patrones normales del fotoperiodo.

Diabetes melitus:

No es un proceso muy frecuente en hurones. La sintomatología es la típica,
animales que beben y orinan mucho, y que pierden mucho peso a pesar de tener mucho
apetito.

6. Problemas dermatológicos:

Ectoparásitos:

a) Pulgas: se pueden observar en los hurones. En estos casos se
observa como el hurón se rasca mucho, sobre todo en la zona del
dorso del cuello. En casos de grandes infestaciones se observan
zonas alopécicas en la zona cervical. Algunos hurones pueden
sufrir alergia a pulgas, por lo que la sintomatología es más
exacerbada, llegando a sufrir prurito incontrolado y lesiones de gran
consideración en nuca y dorso de la cola.
b) Sarna sarcóptica: Es bastante rara en hurones. Este parásito se transmite por contacto con animales infectados o con objetos contaminados. La sintomatología que se observa son zonas de alopecia e intenso prurito.
c) Sarna demodécica: No es un proceso muy frecuente en hurones, se caracteriza por alopecias localizadas y decoloración amarillenta de la piel.
d) Ácaros de los oídos: el parásito que afecta a hurones es el mismo que afecta a perros y gatos:
otodectes cynotis. El parásito se transmite por contacto con otros animales infestados. Se observa prurito en la zona del oído, acompañado de un
incremento de inflamación y dolor en la zona, también pueden verse excoriaciones y costras en el oído.

Miasis cutáneas:
Se debe al díptero Curterebra, es un proceso poco frecuente y caracterizado por la aparición de masas cervicales provocadas por la presencia de sus larvas.

Alopecia:

No es una enfermedad en sí, pero muchos procesos pueden provocar alopecia en el animal, bien de manera primaria (enfermedades endocrinas) o debido al prurito que generan, provocando que el animal se rasque y, en consecuencia se arranque el pelo (alergia alimentaria o ambiental).
Hay que mencionar que las hembras se arrancan el pelo durante el celo, pero éste lo recuperan a las tres semanas de acabar el mismo.

Otros procesos:
Se pueden producir procesos dermatológicos causados por bacterias y hongos (en muchos casos son consecuencia de infecciones
secundarias).

7. Alteraciones reproductivas:
Muchos de los problemas de este apartado vienen derivados de una mala
alimentación, así, las hembras gestantes que tienen unos pobres aportes nutricionales, tendrán crías de poco tamaño y más débiles, asimismo son más susceptibles de sufrir enfermedades como la toxemia de la gestación. Se recomienda en la dieta niveles de proteína animal del 35%-40% y de 18%-20% de grasas.

De la misma manera el lugar donde esté la hembra gestante es de vital
importancia. Las huronas necesitan tranquilidad en este periodo así como en el
posparto. Tendría que ser un lugar reservado, con una entrada fácil y cómoda para la madre, de manera que no lesione las mamas en las idas y venidas.
La temperatura del cubículo no tendría que superar los 21 ºC.

Toxemia de la gestación:
Esta enfermedad es resultado de un balance energético negativo en la última
fase de la gestación, en esta época los fetos ya tienen un tamaño considerable, y pueden provocar una reducción de la capacidad del estómago, lo que puede provocar que la hembra coma menos.
Las hembras en gestación necesitan tener disponible comida y agua las 24 horas del día, llegan a beber tres veces lo que comen. Sí les privamos de agua, al poco tiempo dejan de comer y pueden entrar en letargia.
El origen de la sintomatología está relacionado con la aparición de una lipidosis hepática. Las hembras afectadas por toxemia están poco activas, muy aletargadas, no comen, presentan una reducción de la temperatura corporal y pueden llegar a entrar en estado de shock.

Cuando la toxemia es avanzada, la única solución es la cesárea; y el pronóstico dependerá del daño hepático existente en la hembra.

Urolitiasis de estruvita en hembras gestantes:
Se produce en animal es que son alimentados con un pienso
incorrecto. Decíamos que los hurones son carnívoros estrictos, por lo que
no se recomienda alimentarlos con proteínas derivadas de vegetales ni
tampoco con un exceso de hidratos de carbono. Las hembras gestantes son
muy susceptibles a la urolitiasis pues en este periodo la movilización de minerales en la hembra es muy elevada.
En condiciones normales los hurones bien alimentados tienen un pH en la orina
de 6, pero en caso de ser alimentados con mucha proteína de origen vegetal (como el maíz), se produce un incremento en el pH de la orina, lo que provoca la precipitación de los cristales de estruvita.
Esta precipitación de cristales provoca alteraciones en la salud del hurón, tales
como lesiones en el tracto urinario, infecciones secundarias, obstrucción urinaria, etc.

Mastitis:

Podemos hablar de dos tipos de mastitis:

Mastitis aguda:

Suelen aparecer sobre la tercera semana de lactación, cuando los cachorros
empiezan a demandar grandes cantidades de leche, y tienen dientes que pueden lesionar las mamas.

En la mayoría de los casos se produce una infección pos Staphylococcus sp o por coliformes.

Las mamas afectadas están hinchadas, coloradas y muy duras, provocando dolor en la hembra.

Mastitis crónica:

Este tipo de mastitis puede resultar desapercibida para el dueño, ya que las
mamas aunque están duras no presentan alteración de la coloración. Las mamas parecen estar repletas de leche, pero la mayoría de ese tejido es fibroso.

En estos casos el organismo implicado en esta infección es Staphylococcus
intermedius. Este tipo de mastitis es muy contagiosa.

Otros procesos:•

•Piómetra: Es un proceso poco común en hembras, suele darse en fase iniciales de pseudogestación. Se observa anorexia, depresión y fiebre. En estos casos la ovariohisterectomía es de urgencia.
•Problema en la producción láctea: Es frecuente en hembras
primíparas y en huronas de avanzada edad. Hay factores que
influyen en la producción láctea, la nutrición, la existencia de
enfermedades en la madre, la presencia de mastitis y el tipo de
manejo del hurón.
•Hipocalcemia: Suele aparecer a las 3-4 semanas del parto. Debido a la
producción láctea y a una dieta incorrecta se produce en la hembra una bajada delos niveles de calcio, la sintomatología que se observa es hiperestesia,
convulsiones y parálisis posterior.

8. Otras enfermedades de interes:

Enfermedad aleutiana:

Se trata de una enfermedad producida por un parvovirus, que infecta tanto a
hurones como a visones. El virus está presente en heces, orina y saliva. Su infección se produce por ingestión o inhalación.
El parvovirus por si mismo causa poco daño a los hurones, las lesiones que se
producen son debido a la respuesta inflamatoria del sistema inmune en respuesta al virus, el cual produce un gran número de complejos antígeno-anticuerpo. Los depósitos de inmunocomplejos en diferentes órganos son los responsables de la aparición de los síntomas, dentro de los cuales observamos desde incoordinación, ataxia, paresia ascendente, temblores persistentes hasta la inmovilidad total.
El hallazgo clínico más característico de la enfermedad es la elevación de las
gammaglobulinas en sangre.

Gastroenteritis eosinofílica:

Se trata de una rara enfermedad inflamatoria digestiva. Aparece en hurones
mayores de 6 meses. No se ha encontrado el agente específico causante de este proceso en hurones, si bien en otros animales, la alergia alimentaria se perfila como una de las posibles causas.
Los animales presentan anorexia, pérdida de peso, diarrea sanguinolenta, vómito, engrosamiento intestinal, aumento de tamaño de los ganglios linfáticos y, ocasionalmente deshidratación. Puede observarse
también anemia, hipoalbuminemia e infecciones que cursan con linfocitosis.

Esplenomegalia:

Así como la torsión de bazo, la presencia de abscesos o su ruptura es
rara en hurones; el incremento de tamaño del mismo se ha encontrado en
animales de más de un año, la causa principal de esplenomegalia es la
hematopoyesis extramedular.

9. Alteraciones nutricionales e intoxicaciones:

Como ya se ha mencionado anteriormente, la alimentación del hurón repercute
directamente en la salud, así una mala alimentación conlleva la aparición de
enfermedades.

Osteodistrofia:

Se produce por unos bajos niveles de calcio en la dieta (alimentar a los animales con piensos no adecuados). Se empieza a observar a las 6-12 semanas; los hurones no pueden mantenerse erguidos y las extremidades anteriores aparecen abducidas, se desplazan como una foca. La falta de calcio en los huesos provoca su ablandamiento y su posterior deformación.

Deficiencia en tiamina:

Proceso derivado de alimentar a nuestra mascota co un pienso bien formulado
para el hurón, en este caso se trata de pienso con bajas cantidades de tiamina. Se observa la sintomatología a las 8-12 semanas, manifestándose letargia, debilidad en extremidades posteriores, anorexia y convulsiones en estadíos avanzados

Intoxicación por Zinc:

Derivado de usar contenedores de comida no adecuados (de zinc), se observa en estos casos letargia, anemia y debilidad de las extremidades posteriores seguido de un fallo renal y hepático.

MEDICINA PREVENTIVA:

Varios procesos de los antes mencionados se pueden prevenir siguiendo unas
determinadas pautas sanitarias, dentro de las cuales destacan una nutrición, higiene, desparasitación y vacunación adecuada de los hurones.

- Vacunación:

En hurones se recomienda la vacunación frente a los siguientes procesos:

Moquillo canino:

La vacunación frente al moquillo canino se debe realizar de manera rutinaria,
dado a la gravead del proceso en hurones.

La pauta de vacunación es a las 6, 9 y 12 semanas de vida en
cachorros. En hurones mayores de 3 meses solamente aplicar 2 dosis con 3
semanas de intervalo. La revacunación es anual.
Existen vacunas de moquillo específicas para hurones en Estados
Unidos, sin embargo en España no hay. Algunos laboratorios españole han
probado la efectividad de sus vacunas en hurones sin reacciones adversas, de todas formas el asesoramiento en la vacunación corre a cargo del veterinario.

Rabia:

La vacunación es recomendable y obligatoria en algunas provincias. La primera
dosis se administra a los 3 meses de edad, después se realiza otra a los 9. La
revacunación es anual.

Reacción a las vacunas:

Algunas veces los hurones presentan una reacción de hipersensibilidad de tipo I frente a las vacunas; este tipo de reacciones implica al tejido linfoide asociado a la superficie de las mucosas (piel, intestino y pulmones).

Las reacciones son más frecuentes tras la inoculación de la vacuna del moquillo, sin embargo también se han documentado algunos casos de reacción a la vacuna de la rabia.

Los síntomas que se observan cuando se produce una reacción adversa a las
vacunas son vómitos, diarrea, piloerección, hipertermia, colapso cardiovascular y, e algunos casos muerte.

De forma rutinaria, para controlar las reacciones adversas a la vacunación, se
recomienda vigilar a los hurones durante una hora tras la realización de la misma:

- Desparasitación:

En líneas generales se recomienda desparasitar a los hurones unas 2 veces al
año.

Endoparásitos:

No es muy frecuente que los hurones presenten parasitosis intestinales, aún así en caso de desordenes intestinales siempre hay que tenerlos en cuenta.
En zonas donde la filariosis sea endémica, la desparasitación es obligada, dado a la alta susceptibilidad de los hurones.

Resumiendo, la desparasitación interna es muy importante en hurones.

Ectoparásitos:

El ácaro de los oídos (Otodectes cynotis) es bastante frecuente en
hurones, por lo que es necesaria una buena desparasitación , a demás hay
que recordar que los animales afectados por este tipo de infestación no
manifiestan prurito ni irritación, por lo que podemos pensar que no están
afectados cuando en realidad no es así.

Los hurones que viven con gatos o con perros, son susceptibles de sufrir
infestaciones por pulgas, en algunos de ellos también se ha diagnosticado alergia a pulgas, por lo que la desparasitación externa en estos casos es muy importante.
avatar
Zero
Admin
Admin

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 08/04/2012

Ver perfil de usuario http://faunalleida.foroa.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.